Reino Unido (II): Cuenta Bancaria y NIN.

En Personal, Reino Unido por Kevin MaschkeLeave a Comment

Abrir una Cuenta Bancaria y conseguir el NIN (National Insurance Number) son dos temas muy discutidos entre extranjeros que vienen a vivir al Reino Unido. Y lo que para algunos son dos simples gestiones que se realizan sin problemas, para otros son dos pesadillas. Y a mí personalmente me tocó pasar por una de las dos pesadillas.

Cuando llegué a Londres, antes de navidad, llamé un Martes y pedí cita en el Jobcenter Plus para poder hacer los trámites y conseguir el NIN. Me dieron cita para el Sábado.

Pedir la cita es algo muy sencillo, dado que se pide por teléfono en unos minutos. Simplemente se llama al 0345 600 0643 de Lunes a Viernes entre las 8 de la mañana y las 6 de la tarde. Por teléfono se tienen que dar algunos detalles e indicar que se quiere una cita para pedir el NIN. Nos confirman día y hora y nos dan un número de referencia (es importante apuntarlo!). Y ya está, el primer paso está completado.

El Sábado me presenté en el Jobcentre con algo de antelación, por si acaso, y me tocó esperar, fuera. No me dejaron entrar por haber llegado demasiado temprano (15 minutos). Así que esperé. Cuando me dejaron entrar tuve que rellenar un papelito escribiendo mi nombre y apellido, el número de referencia que me dieron por teléfono y creo que la dirección. Después me tocó esperar, y no poco. Estuve sentado esperando alrededor de media hora hasta que me llamaron para la entrevista.

La entrevista fue algo confusa, dado que me pidieron mi última dirección, que es Española, pero mi pasaporte es Alemán, y por causas que escapan a mi capacidad intelectual no se creían que un alemán tuviera una dirección española. Tras explicarles a la encantadora entrevistadora y dos de sus compañeros que aunque fuera alemán vivía en España, cedí y les dí la dirección de mi hermana en Alemania.

Después de eso preguntas sobre trabajo, que contesté diciendo que estaba buscando, y sobre dónde vivía actualmente. Finalmente me dieron una hoja en la que salía mi nombre, la fecha, y un numero de referencia. Me pidieron que volviese a esperar. Y esperé. Otros 40 minutos casi hasta que me devolvieron mi pasaporte y me dijeron que podía irme.

Al parecer antes daban directamente un NIN provisional al terminar la entrevista, pero me explicaron que ya no lo hacen así, que simplemente dan un número de referencia para entregar al empleador para que sepa que hemos pedido el NIN. Este número de referencia no significa que nos den el NIN! Aunque por norma general lo dan. El NIN llega por correo ordinario entre 4 y 6 semanas después de la entrevista.

Ya tenía un trámite realizado. Pero ahora empezaba la pesadilla de la cuenta bancaria! Y la dejé para después de navidad y año nuevo, porque en ningún banco me pudieron o quisieron dar cita antes.

Primero me dirigí al Barclays que tenía cerca de casa. No tenía todavía el NIN, y tampoco tenía contrato de alquiler, como mucha gente con su primera habitación. Y sin uno u otro, en el banco me dijeron que no podría abrir una cuenta. Para probar, le pedí a mi casero que me hiciera un escrito en el que “certificaba” que yo vivía en su casa como inquilino. Pero tampoco ayudó, dado que no era un documento oficial.

Probé otras filiales de Barclays, en otros barrios. Probé otros bancos, como Lloyds, TSB, HSBC… Algunas filiales recomendadas por amigos o conocidos por su forma más relajada de ver las cosas y en las que no pidieron ni contrato de trabajo ni contrato de alquiler, pero nada, no tuve esa suerte.

Finalmente tras tres semanas pasando por filiales, pidiendo citas, y teniendo citas en los bancos, desistí. Me dije que no servía de nada, que iba a esperar a que me llegara el NIN.

Y cuando llegó el NIN fue como un milagro. Fui al banco, al primero de todos, el Barclays más cerano al mi casa y pedí una cita. Me la concedieron, aunque casi una semana más tarde.

Un día antes de la cita con el banco me llamaron para hacerme una entrevista de trabajo el mismo día, media hora después. No me iba a dar tiempo, así que decidí ir al banco para pedir que me cambiaran la cita a otro día, y fue una gran idea. Me atendió un chico y me dijo que en vez de cambiarme de día me iba a abrir la cuenta en ese momento. Qué alegría! Por fin! El proceso en mi caso duró una hora y media aproximadamente (normalmente tarda 30-40 minutos), dado que el chico era nuevo y abría una cuenta por primera vez, pero fue muy claro, muy amable y todo salió bien al final.

Unos días más tarde me llegaron a casa la tarjeta de crédito, pin, acceso online, y unos libritos de bienvenida con información sobre el banco y las diferentes cuentas y ventajas.

Quieres opinar? Deja tu comentario!