El Hobbit: Batalla de los cinco Ejércitos

En Cine por Kevin MaschkeLeave a Comment

[su_note note_color=”#f6ff8c” radius=”1″]AVISO! Esta entrada puede contener Spoilers.[/su_note]

Hace unos días vi en el cine El Hobbit: Batalla de los cinco Ejécitos, la película que cierra la trilogía del Hobbit. Y sinceramente estoy decepcionado. La película me ha gustado, pero creo que de las tres es la peor.

Lo primero que me molestó de la película es que Smaug tarda en morir lo que yo tardo en parpadear (metafóricamente hablando). Quiero decir, tiene sus dos minutos de escena destrozando Esgaroth (la ciudad del lago), pero poco más. Le tiran la última flecha negra que queda, y en mi opinión de una forma bastante ridícula, y aciertan. Muerto. No sé, podrían haber alargado su vida un poco y haber hecho su muerte algo más espectacular. Sé que Smaug no es lo esencial en esta película, pero aún así creo que merecía más.

Por otro lado he echado de menos las grandes y épicas batallas. Estas ocurren en la película, pero apenas nos muestran nada de ellas. La película se centra en los diferentes personajes, enfocándolos matando unos cuantos enemigos y cuando están en peligro, siendo salvados por algún compañero que aparece por “suerte”. Además en muchas de las escenas pienso yo que se nota demasiado la animación por ordenador, y a mí personalmente eso no me gusta demasiado.

me ha gustado ver en modo berserker a Galadriel, después de una lucha contra los nueve jinetes negros o Nazgûl junto a Saruman y Elrond para salvar a Gandalf. Y sobretodo me han gustado los créditos, que creo que son de lo mejor de la película.

En general, me ha gustado la película, pero pienso que es la peor de la trilogía y creo que podrían haber hecho muchas cosas diferentes.

Dejo para terminar la canción de Billy Boyd (Pipin) para el final de esta saga.

Quieres opinar? Deja tu comentario!